Viernes Santo

  Acompañamos a Jesús camino de la cruz. Afloran nuestros miedos y temores. ¡Son tantos! Cómo conocía Jesús la condición humana cuando repetía una y otra vez: “¡No temáis!”. El miedo paraliza. El miedo nos hace entrar en dinámica de muerte, aunque nuestro corazón siga latiendo. Jesús vence el miedo abandonándose confiadamente en manos del…